HILOS TENSORES

DESCRIPCIÓN
Los hilos tensores corporales de polidioxanona (PDO) combaten la flacidez desde dentro, inducen la formación de colágeno y elastina y reafirman la piel.
Están compuestos de hilos de polidioxanona (PDO) finos que se implantan a nivel de la dermis para conseguir un efecto lifting sin cirugía y sin anestesia local.

Resultados Botox
El médico marca en la piel una serie de vectores para identificar las zonas que deben ser tensadas.
Los hilos mágicos de polidioxanona se implantan a nivel dérmico mediante finas agujas, similares a las empleadas en la infiltración de Toxina Botulínica. Los hilos se van depositando formando una red de vectores que cubre los tejidos más afectados por la flacidez.
En IML recomendamos una revisión tras 15 días para constatar la corrección y valorar si el paciente necesita la colocación de más cantidad de hilos para tensar la piel de la zona tratada.
El número necesario de hilos tensores depende de las condiciones de la piel del paciente y de la extensión de la zona a tratar. Como ejemplo, un tratamiento de la cara interna de brazos o muslos puede requerir unos 100 ó 120 hilos mágicos.
Los modelos de hilos son variados en cuanto a su longitud y grosor. Contamos con hilos desde hasta 9 y 15 centímetros. De esta forma, el tratamiento puede personalizarse al máximo y ser adaptado a las necesidades de la malla corporal.
El tratamiento tiene una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos, se realiza en una sola sesión y no requiere hospitalización ni anestesia general.
El tratamiento con hilos mágicos está contraindicado en casos de embarazo, infección en la zona de tratamiento, enfermedades autoinmunes, diabetes severa, enfermedad de Dacryohemorrehea y enfermedades vasculares agudas.
La estimulación de los fibroblastos y su consecuente producción de colágeno y elastina produce los siguientes beneficios:

  • Efecto lifting inmediato en la zona tratada, debido a la tensión producida por los propios hilos y al edema que éstos producen.
  • Efecto lifting a largo plazo, ya que las nuevas fibras de colágeno y elastina inducidas por los hilos comienzan a actuar desde el momento en que se implantan y consiguen el máximo de corrección a los 2 ó 3 meses de la realización de la técnica.
  • Rejuvenecimiento de la piel, que se traduce en mayor vitalidad, luminosidad y elasticidad.
  • Mejora de la flacidez en la zona tratada.
  • Mejora del tono cutáneo.
  • La primera evaluación del resultado puede realizarse transcurridos 15 días o un es desde el tratamiento y puede retocarse en cualquier momento.

El organismo reabsorbe los hilos en 6 u 8 meses por acción de las enzimas o por hidrólisis. Durante este tiempo continúan estimulando la actividad de los fibroblastos, células encargadas de producir colágeno y elastina, por lo que el efecto de tensado se prolonga en el tiempo.
En función del estado de la piel del paciente, los hilos mágicos pueden durar entre 1 y 2 años.

Ventajas de los hilos corporales de polidioxanona

  • Sus efectos duran entre 1 y 2 años.
  • Es un procedimiento corto.
  • Los hilos son invisibles a la vista e imperceptibles al tacto.
  • Sólo requieren crema anestésica.
  • No producen alergias ni rechazo.
  • El paciente puede reincorporarse a su actividad habitual de forma inmediata.
  • Los hilos mágicos se pueden aplicar a zonas faciales y corporales.
  • Son compatibles con otros tratamientos como la terapia regenerativa con factores de crecimiento, la mesoterapia o la radiofrecuencia.

Una vez que han transcurrido al menos 5 meses desde la implantación de los hilos, en IML optimizamos el efecto aplicando un protocolo de entre 3 y 5 sesiones de radiofrecuencia para aumentar la estimulación del colágeno y elastina, con el fin de potenciar y mantener los resultados.

Durante los primeros días, los hilos mágicos pueden producir molestias y hematomas hipodérmicos, que remiten por sí solos a los pocos días. Muy raramente puede aparecer infección local o inflamación local.
 

HILOS TENSORES

DESCRIPCIÓN
Los hilos tensores corporales de polidioxanona (PDO) combaten la flacidez desde dentro, inducen la formación de colágeno y elastina y reafirman la piel.
Están compuestos de hilos de polidioxanona (PDO) finos que se implantan a nivel de la dermis para conseguir un efecto lifting sin cirugía y sin anestesia local.

Hilos Tensores
TÉCNICA
El médico marca en la piel una serie de vectores para identificar las zonas que deben ser tensadas.
Los hilos mágicos de polidioxanona se implantan a nivel dérmico mediante finas agujas, similares a las empleadas en la infiltración de Toxina Botulínica. Los hilos se van depositando formando una red de vectores que cubre los tejidos más afectados por la flacidez.
En IML recomendamos una revisión tras 15 días para constatar la corrección y valorar si el paciente necesita la colocación de más cantidad de hilos para tensar la piel de la zona tratada.
El número necesario de hilos tensores depende de las condiciones de la piel del paciente y de la extensión de la zona a tratar. Como ejemplo, un tratamiento de la cara interna de brazos o muslos puede requerir unos 100 ó 120 hilos mágicos.
Los modelos de hilos son variados en cuanto a su longitud y grosor. Contamos con hilos desde hasta 9 y 15 centímetros. De esta forma, el tratamiento puede personalizarse al máximo y ser adaptado a las necesidades de la malla corporal.
DURACIÓN
El tratamiento tiene una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos, se realiza en una sola sesión y no requiere hospitalización ni anestesia general.
CONTRAINDICACIONES
El tratamiento con hilos mágicos está contraindicado en casos de embarazo, infección en la zona de tratamiento, enfermedades autoinmunes, diabetes severa, enfermedad de Dacryohemorrehea y enfermedades vasculares agudas.
RESULTADOS
La estimulación de los fibroblastos y su consecuente producción de colágeno y elastina produce los siguientes beneficios:

  • Efecto lifting inmediato en la zona tratada, debido a la tensión producida por los propios hilos y al edema que éstos producen.
  • Efecto lifting a largo plazo, ya que las nuevas fibras de colágeno y elastina inducidas por los hilos comienzan a actuar desde el momento en que se implantan y consiguen el máximo de corrección a los 2 ó 3 meses de la realización de la técnica.
  • Rejuvenecimiento de la piel, que se traduce en mayor vitalidad, luminosidad y elasticidad.
  • Mejora de la flacidez en la zona tratada.
  • Mejora del tono cutáneo.
  • La primera evaluación del resultado puede realizarse transcurridos 15 días o un es desde el tratamiento y puede retocarse en cualquier momento.

El organismo reabsorbe los hilos en 6 u 8 meses por acción de las enzimas o por hidrólisis. Durante este tiempo continúan estimulando la actividad de los fibroblastos, células encargadas de producir colágeno y elastina, por lo que el efecto de tensado se prolonga en el tiempo.
En función del estado de la piel del paciente, los hilos mágicos pueden durar entre 1 y 2 años.

VENTAJAS
Ventajas de los hilos corporales de polidioxanona

  • Sus efectos duran entre 1 y 2 años.
  • Es un procedimiento corto.
  • Los hilos son invisibles a la vista e imperceptibles al tacto.
  • Sólo requieren crema anestésica.
  • No producen alergias ni rechazo.
  • El paciente puede reincorporarse a su actividad habitual de forma inmediata.
  • Los hilos mágicos se pueden aplicar a zonas faciales y corporales.
  • Son compatibles con otros tratamientos como la terapia regenerativa con factores de crecimiento, la mesoterapia o la radiofrecuencia.

Una vez que han transcurrido al menos 5 meses desde la implantación de los hilos, en IML optimizamos el efecto aplicando un protocolo de entre 3 y 5 sesiones de radiofrecuencia para aumentar la estimulación del colágeno y elastina, con el fin de potenciar y mantener los resultados.

EFECTOS SECUNDARIOS
Durante los primeros días, los hilos mágicos pueden producir molestias y hematomas hipodérmicos, que remiten por sí solos a los pocos días. Muy raramente puede aparecer infección local o inflamación local.
Resultados Botox